Zumaia - Zarautz

Distancia: 9 km

Duración: 3 horas

Las dos localidades costeras pueden ser enlazadas en un agradable y cómodo recorrido gracias al trazado del sendero GR-121 que discurre por ellas en su travesía litoral. Combinándonos con el servicio de euskotren o autobús podremos también regresar a nuestro lugar de partida en poco tiempo. En este recorrido nos acompañará uno de los paisajes culturales más llamativos de Gipuzkoa, como son los viñedos de txakoli, situados en ocasiones incluso junto al mar, y que han dado gran renombre a la zona. Desde el puente peatonal sobre el río Narrondo en Zumaia hay que bordear la ría hasta las proximidades del museo Zuloaga, punto en el que se inicia el ascenso en dirección a Askizu. El itinerario se encuentra balizado por lo que tan solo deberemos fijarnos en las marcas propias del GR. El camino, una vez ganada altura, discurre por el cordal costero, relieve que desde el Bidasoa domina la costa de Gipuzkoa. Asciende pausadamente y pronto observaremos el relieve de Getaria abajo con su característico monte San Antón. En la cima de Garategaña (Garatemendi), punto álgido de la ruta, se conservan las ruinas de un fuerte de la III Guerra Carlista (1871-1876), y que fue construido por las tropas carlistas con el propósito de bombardear Getaria, integrada en el bando liberal. Los bosquetes de alcornoques e individuos sueltos, propios de la Europa Mediterránea, son una especie muy rara en esta latitud. Su presencia es un testimonio de un pasado con condiciones climáticas muy distintas a las actuales. En el último tramo del recorrido hallaremos tramos de calzada, y antes de la bajada final a Zarautz el camino discurre junto a la ermita de Santa Barbara, punto al que merece la pena desviarse para contemplar las insuperables vistas de la ensenada de Zarautz y la costa.