Talaimendi - Algorri

Distancia: 4 km

Duración: 1 hora y 40 minutos

El siguiente recorrido nos descubre los acantilados más próximos al centro de Zumaia, un tesoro geológico hasta hace poco solo conocido por expertos en geología llegados de lejos, y repleto de sorprendentes secretos. Es recomendable hacer este paseo en marea baja para poder observar así la extensa rasa mareal que el mar deja al descubierto. La ruta aquí propuesta asciende desde el núcleo de Zumaia al monte Talaimendi, antigua atalaya de Zumaia, y que como otras tantas de la Costa Vasca sirvió para avistar ballenas e informar de todo lo que acontecía en la costa. La ruta discurre después sobre la playa de Itzurun, y recorre toda la línea de acantilados hasta la punta de Algorri. Algo que llama mucho la atención es la estructura de las rocas, formación denominada flysch, y que consiste en una alternancia de capas duras y blandas (estratos de areniscas y lutitas), sedimentadas hace millones de años en las profundidades del mar. Estas capas, una vez enterradas y transformadas en rocas, fueron desplazadas por la dinámica interna de la Tierra, que las levantó hasta que quedaron expuestas a la acción erosiva del mar, que ha modelado una plataforma de abrasión y un frente de acantilados. En la punta de Algorri, entre el conjunto de estratos que afloran junto al mar, se encuentra una capa de 65 millones de años de edad, y que contiene partículas pertenecientes a un asteroide que impactó con la Tierra en aquel tiempo remoto, y que probablemente causó la quinta gran extinción de la historia de la vida en el planeta. Otras dos capas verticales situadas a un lado de Itzurun han sido establecidas como estratotipos oficiales de referencia mundial por la calidad de los afloramientos. Para conocer más sobre este medio y su interesante geología conviene acudir al Centro de Interpretación Algorri o participar en las visitas guiadas que regularmente organiza la oficina de turismo de Zumaia